Diferenciación y Reconocimiento: Concéntrate En Aportar Valor y Resolver Problemas

Diferenciación y Reconocimiento: Concéntrate En Aportar Valor y Resolver Problemas

Si tienes la oportunidad de conocer a algunas de las personas con las cuáles he tenido la oportunidad de trabajar como consultor o mentor, seguramente te dirán que soy sumamente fastidioso cuando se trata el tema de la diferenciación de marca y la visibilidad empresarial.

Soy fastidioso porque ante la inmensa tentación de ceder a la presión del “hagamos lo que hace todo el mundo” le recomiendo encarecidamente a mis clientes que, antes de escoger ese camino, busquen generar una estrategia de contenido que los diferencie de los demás, que no sea más de lo mismo, que aporte valor.

Y es que da gusto encontrarse con blogs en Internet que continuamente ofrecen artículos que invitan a la reflexión, que aportan ideas fuertes, no necesariamente nuevas pero siempre válidas, siempre interesantes.

Es frustrante pasar horas y horas frente al ordenador, intentando encontrar un artículo realmente valioso y quedarse con las manos vacías.

A mi me ocurre cuando hago la curación del contenido que voy a publicar en mis redes sociales: leo cada uno de los artículos que están en el feedly (aplicación que utilizo para centralizar toda mi lectura) y solamente aquellos con los que me identifico abiertamente, aquellos que aportan una idea interesante, son los que escojo para compartir con la pequeña (pero muy valiosa para mi) comunidad que me sigue en las redes.

Algunas veces ocurre que paso horas enteras sin encontrar nada que sea interesante (OJO: ¡Siempre desde mi punto de vista que puede no ser el mejor!). Voy leyendo y borrando, leyendo y borrando, leyendo y borrando….

Y así hasta que finalmente encuentro algo que vale la pena leer. Igualmente me causa mucha frustración cuando leo aquellos artículos que tienen títulos pensados únicamente desde el punto de vista de su utilidad para el SEO y no de la coherencia que existe entre el título y el contenido: títulos extraordinariamente llamativos y contenido soso como cualquier comida desabrida, sin sustancia.

Pues justamente en estos días, después de años de trabajo y de casi 250 artículos publicados en este humilde espacio, obtuve la confirmación de algo que siempre he tenido muy profundamente grabado dentro de mi ser profesional: concentrar tus esfuerzos en publicar contenido de valor, que resuelve problemas, siempre vale la pena… ¡y mucho!

El contenido relevante y de valor es muy apreciado y siempre bien recibido en todos los círculos.

 

En el último mes han ocurrido dos cosas que para mi han sido verdaderamente significativas.

Primero que nada, mi artículo “Los vendedores van y vienen. Los procesos comerciales permanecen” fue escogido entre los 10 mejores artículos de marketing del mes de Septiembre por la gente de la Asociación de Marketing de España, en su espacio la Blogosfera, que se especializan en monitorear continuamente lo que ocurre en nuestro sector profesional.

Y luego, hace unos pocos días, me enteré que este blog, este humilde espacio que nació hace ya casi 8 años, había sido incluido en la lista de los 40 mejores blogs de marketing de España.

¡Todo un lujo!

Saber que entre tantísimos blogs que existen allí afuera, miles de ellos, el mío ha logrado escabullirse entre los primeros 40 me ha llenado de un gustazo enorme y un orgullo que ni te puedo contar.

El contenido original, relevante y de calidad nunca caduca. Siempre permanecerá tan fresco como el día que lo escribiste.

Me siento muy orgulloso porque nunca ha sido mi intención que me incluyeran en listas ni que mis artículos fuesen reconocidos de esa manera.

Al contrario, me he concentrado siempre en resolver las preguntas que me planteaban amigos y clientes, incluso las preguntas que me planteaba yo mismo como profesional, y en algunos casos como persona.

De hecho, uno de cada 3 artículos de mi blog tiene como título una pregunta.

Sí, una pregunta.

Porque pienso, y seguiré pensando, que las mejores comienzan siempre con una pregunta. Cuando hay una pregunta en el aire, hay una persona que tiene una duda o un problema, por lo que existe la necesidad de recibir una respuesta o solución.

¡Se siente mucha tranquilidad cuando escribes en Google la pregunta que tienes en mente e inmediatamente te es ofrecida una lista de posibles respuestas!

Y mucha más satisfacción aún cuando esas posibles respuestas son todas valiosas, interesantes y que te ayudan a resolver la duda que tienes en tu cabeza. A mi, personalmente, me parece mucho mejor así.

Cuando no tengo nada importante que decir, prefiero quedarme callado.

 

Esta mañana recibí por correo electrónico una propuesta que decía: “He notado que no actualizas tu blog con frecuencia. Te ofrezco una herramienta que te permitirá construir artículos de forma automática a partir de las publicaciones que has hecho en el pasado. Los resultados son muy fiables y nadie notará la diferencia”

¡Me quedé pasmado del susto!

¿Automatizar los artículos del blog solamente para publicar con más frecuencia?

¿Generar artículos de forma automática sin siquiera detenerme a leer que tengan sentido o que no publiquen una burrada descabellada?

Pues no. No es para mi.

Y ciertamente no es algo que vaya a recomendar a mis clientes. Confío mucho en que la inteligencia artificial y la tecnología pueden hacer una cosas maravillosas. Por supuesto sí. Y pueden ser sumamente precisas, eso también te lo concedo.

Quizás me equivoque, pero la inteligencia artificial siempre irá de la mano del ser humano y nunca la reemplazará. Nada reemplaza el criterio de cada persona.

Pero de allí a dejar que sea una máquina la que escriba por mi las opiniones que publico en mi blog acerca temas profesionales, ¡definitivamente no! ¡Jamás en la vida!

Nunca me he puesto como meta publicar artículos con muchísima frecuencia para aumentar el ranking de mi blog en los motores de búsqueda. Nada de eso.

Mi motivación ha sido siempre dar respuesta a preguntas y soluciones a problemas, bien fuesen temas que conversaba con mis clientes durante las reuniones de consultoría, bien fuesen temas míos particulares.

Si en algún momento no había nada relevante en mi mente que pudiera desarrollar y aportar una solución desde mi punto de vista profesional o personal, pues simplemente optaba por el silencio.

Y pienso seguir haciendo lo mismo.

Creo profundamente que el mercado son personas y no números.

Y es por ello, porque el mercado son personas, que quiero seguir siempre tratándolo como tal y no dejarme seducir por la ilusión de ganar un premio o aumentar el ranking de mi blog.

Mi objetivo seguirá siendo el mismo: aportar valor y resolver problemas, escuchando atentamente las conversaciones que tengo con mis clientes, amigos y conmigo mismo.

Y seguirá siendo mi recomendación a clientes y amigos: Concéntrate en aportar siempre valor, contenido relevante y soluciones a problemas.

Los reconocimientos siempre llegan, más tarde o más temprano, pero siempre llegan.

¡Gracias a todos por su preferencia, por su apoyo y por estar allí, al otro lado de este espacio!

¡Mi compromiso para aportar valor seguirá en pie!  

 

Crédito fotografía Fred Pixlab en Unsplash

 

Te dejo acá los artículos que te mencioné al principio de esta entrada. Espero que los disfrutes:

BLOGOSFERA DE SEPTIEMBRE: LOS 10 MEJORES ARTÍCULOS SOBRE MARKETING DEL MES

Los 40 mejores blogs de marketing para encarar con aprendizaje la recta final del año.  

Visibilidad: ¿Conocías Esta Nueva Forma De Pago?

Visibilidad: ¿Conocías Esta Nueva Forma De Pago? - Joel Pinto RomeroSeguramente sea por causa de la crisis económica que estamos viviendo, o quizás sea simplemente oportunismo por parte de algunas empresas que sencillamente no tienen un duro para invertir y lo están poniendo en práctica, pero me ha llamado mucho la atención el hecho de que he recibido últimamente propuestas para escribir artículos promocionando productos en mi blog a cambio de visibilidad.

Ni siquiera a cambio de poco dinero, sino a cambio de visibilidad, pura y dura.

Si señor, tal como lo estás leyendo. A cambio de visibilidad: Yo publico artículos en mi blog promocionando productos y servicios de la empresa, y ellos, a cambio, le dan visibilidad a mis artículos en sus plataformas digitales, por supuesto siempre con el agregado de tener miles de fans y seguidores que me van a ver, o que me van a hacer una entrevista a cambio de mi post, etc, etc.

Para mi es halagador que este espacio, que inicié hace ya casi tres años (sipe, el mes que viene está cumpliendo tres añitos ya) esté haciendo llegar mis artículos, mis opiniones y mis formas de ver las cosas a tanta gente interesante como tú, y como esas empresas que encuentran lo que escribo útil para la gestión de sus negocios, y que esa visibilidad genere el interés suficiente como para que me escriban ofreciéndome propuestas de negocio. Es muy halagador.

Pero lo que es realmente triste es que la forma de pago sea, sencillamente, visibilidad. No un pago mísero, simplemente visibilidad.

 

La visibilidad no sirve para pagar facturas.

 

Te dejo este extracto de un artículo publicado en www.latinmusicwire.com hace ya algún tiempo:

El otro día, la dueña de un bar de vinos me comentó que le gustaba mucho nuestra música y que le gustaría que tocáramos en su negocio.

Me comentó que la paga era de $75 dólares la noche. ¡Hazme el favor! si $75 dólares es una miseria de dinero para una persona, imagínate $75 dólares para la banda completa.

Tiene que ser una broma, ¿No crees?.

No, ella lo dijo en serio. Pero no termina ahí; ella luego nos informa que nosotros debemos traer mínimo 25 personas, sin ofrecernos un extra.

Me hubiera reído si no fuera porque no es la primera vez que nos ofrecen una propuesta así por parte de los dueños de antros, bares, clubes y restaurantes.

 ¿Existen músicos haciendo ésto allá afuera? Desafortunadamente sí. Están tan desesperados por tocar, que harían cualquier cosa.

Pero pensemos esto por un segundo y volteemos las cartas por unos momentos. ¿Qué pasaría si le dijera a la dueña de ese bar que tengo una excelente banda y que vamos a tocar en mi casa?

Que necesito alguien que provea vinos mientras nosotros tocamos. No le puedo pagar mucho, nada más $75 dólares, y ella debe traer 25 personas que estén dispuestas a pagar un cóver de $10 dólares.

¿No estaría ella mirándome como si fuera un loco?

Y ciertamente me verían como un loco si, cuando fuera al Mercadona a hacer mis compras, al llegar a la caja registradora y me dijeran que tengo que pagar 150 euros, le dijera yo al cajero: “Oye, que te voy a pagar escribiendo un post en mi blog acerca de lo bueno que son ustedes en Mercadona” o tal vez  algo como: “Oye, no tengo dinero para pagarte la factura, pero voy a traerte tres amigos que te van a comprar un montón.”

¿Qué crees tú que pasaría? ¿Qué harías tú si un cliente comprara tu producto más costoso y, cuando le exigieras el pago del mismo, te dijera: “No tengo dinero para pagarte, pero le voy a decir a mis amigos que vengan a conocer tu tienda”? ¿Qué le responderías?

 

Al pan, pan, y al vino, vino. Pongamos cada cosa en su santo lugar.

 

Primero que nada el tiempo y el conocimiento tienen un valor, y si tú quieres disfrutar del tiempo y el conocimiento de otra persona, tienes que pagar el valor que tiene, y eso se paga en dinero.

Si quieres un músico para que anime tus fiestas, tienes que pagarlo. Si quieres que un jardinero arregle el jardín de tu casa, tienes que pagarlo. Y así sucesivamente y en todas las cosas.

Para poder disfrutar de algo que te parece bueno, tienes que pagar el precio que tiene.

Sé que hay mucha gente trabajando de gratis por allí a cambio de conseguir un poco de experiencia dentro de su industria, lo cual es plenamente justificable, y también otros lo están haciendo para ganar un poco de visibilidad profesional con la esperanza de conseguir otros clientes.

Sin embargo, este último caso no es bueno, desde mi punto de vista, ni para tí ni para la persona que lo acepta.

Primero que nada, transmite claramente la imagen de que tu empresa no tiene dinero para pagar los servicios que contrata, y luego, para esa persona que lo acepta, ¿cómo logrará más adelante cobrar lo que realmente vale como profesional?

Es una reflexión personal que te invito a compartir. ¿Tú qué opinas?

 

Crédito fotografía: angelp / 123RF Stock Photo

 

Te gustará leer estos artículos
Carta Abierta de un Músico Profesional a los Dueños de Bares, Clubes, Antros y Restaurantes escrito por Koly Siller
Aficionado o Profesional de Andrés Pérez Ortega

 

Y otros artículos relacionados en este blog
“El Martillazo Es Gratis”: El Valor Real Del Conocimiento
Trabajar de Gratis: ¿Cuándo?,¿por qué?,¿por cuánto tiempo?

Nominados Para El “Liebster Award”. Estos Son Los Que Yo Leo.

Premio Liebster - Joel Pinto Romero

Una amiga muy querida, a quien tengo que agradecerle personalmente Reyes Ramón, me ha nominado para participar en este reconocimiento a compañeros bloggeros que están comenzando, o los que consideramos que recibirían de buena gana un apoyo como este.

¡Gracias querida amiga, por pensar en este pequeño espacio!

 

¿Que es el premio Liebster Award?

 

“En breves palabras” – (y esto lo copio como lo redactó Reyes, que le quedó muy bien) -“es un premio nacido en el 2010, que aparte de reconocer el trabajo de los bloggers, consiste en crear una cadena para dar a conocer aquellos blogs que están dando sus primeros pasos.”

Esta es una idea que comparto y que creo necesaria en un mundo donde lo principal, es relacionarnos y ayudarnos unos a otros. Tiene una mecánica muy sencilla, contestar 11 preguntas, nominar a 11 bloggers y hacerles 11 preguntas.

Así que ahora es mi turno de devolver el favor!

  1. ¿Por qué decidiste tener un blog y cuándo empezaste? Este espacio cumplirá dos años el próximo mes de Julio y lo empecé a escribir para tener un espacio donde conversar y compartir lo que he aprendido, y sigo aprendiendo, en mi vida profesional.
  2. ¿Qué te aporta tener un blog? Una gran satisfacción tanto personal como profesional. No sabía que me gustaba tanto escribir, y ahora que lo hago, espero nunca dejar de hacerlo.
  3. ¿De dónde nace la inspiración para escribir? De una combinación entre lo que sé, lo que vivo y lo que escriben otros profesionales de distintas áreas.
  4. ¿Quién es esa persona que te gustaría que entrara en el mundo de los bloggers? Yo animaría a que todas las personas compartieran con el mundo sus opiniones, pensamientos y pasiones.
  5. ¿Cómo planificas contenidos para tu blog? Leo mucho, mucho, mucho a otros bloggers y me organizo para ir escribiendo a medida que me siento inspirado, y programo un post semanal. Solamente si ocurre algo muy especial, rompo la secuencia y escribo material adicional.
  6. ¿WordPress o Blogger? ¿Por qué? Me decanté por Blogger, por su sencillez de uso.
  7. ¿Cuál es tu Red Social preferida y por qué? Twitter. Es muy dinámica. Es mi preferida, aunque no es la única que uso.
  8. ¿Tienes algún post que te gustaría escribir y por alguna razón no puedes? ¡Confiésalo!: No, todos los post que quiero escribir, los escribo, publico y comparto.
  9. ¿Respondes a los comentarios que dejan en tu blog? A todos y lo más pronto que puedo. La vida del blog está en los comentario de la gente que lo lee. Allí está el aprendizaje y la fuerza enriquecedora de este espacio.
  10. ¿PC o Mac? Aunque puede parecerles extraño, soy “PCtero” 😀
  11. ¿En los momentos off-line que te gusta hacer? Uy, un montón de cosas: Disfrutar con mi esposa e hijos, ver la tele, correr bicicleta, hacer ejercicios, descansar, y muchas otras cosas más.

 

Y ahora, y porque estoy convencido que el compartir y ayudarnos unos a los otros es la esencia de este nuevo mundo al que llamamos “Web Social o 2.0”, les cuento los 11 blogs a quienes les concedo el premio “Liebster Award” son:

 

  1. Social Reyes, de mi querida amiga Reyes Ramón.
  2. El Diario de Un Sagitario, de mi compañero Joaquín Gómez Moreno.
  3. Rincones Olvidados, de una persona extraordinariamente energética, Pilar Pérez Baz
  4. IF3SocialMedia de mi querida y super entretenida amiga, Virginia Fermoselle.
  5. El Blog de Cromaidea, de Nicolás Ockier.
  6. AlterEGOSMM, de un gran compañero, Miguel Martín.
  7. Carmen Santo 2.0, de, pues bueno, el nombre lo dice muy bien, mi compañera Carmen Santo.
  8. Practifinanzas, para aprender a hacer algo útil del dinero, de mi amigo Mauricio Priego.
  9. Comunic@rte, de una compañera de mi provincia, Esther Maderuelo.
  10. Juan Urrios, de un compañero de estudios y aventuras, Juan Urrios.
  11. JRequejo Social Media, de un querido emprendedor, muy bien preparado, Joaquín Requejo.

 

Y me gustaría incluir otros tantos, de compañeros blogueros que están caminando con fuerza, pero las condiciones de esta colaboración dicen recomendar solamente once.

Para todos los no incluidos aquí, vaya mi saludo grande y un abrazo fraterno, con mis mejores deseos.

Y ahora, te toca a ti, incluido en esta entrega, de hacer lo mismo por tus compañeros, responder las preguntas y recomendarlos a través de tu espacio.

Saludos!

Pin It on Pinterest