¡Este Espacio Para Conversar Está Cumpliendo 2 Añitos!

Parece mentira que hace ya dos años comencé a escribir este blog, con la idea de crear un pequeño espacio para conversar y compartir, para aprender los unos de los otros y pasarla bien.

Recuerdo mi primera y tímida entrada Estoy en línea con mi primer blog! Cuanta agua ha pasado por debajo del túnel desde aquél momento. Cuanta gente interesante he tenido la oportunidad de conocer. ¡Guao!

Y hoy por hoy, quiero darte nuevamente las gracias por las visitas, por tus comentarios, por acompañarme todo este tiempo y, sobre todo, por darme la oportunidad de quitarte esos minutos de tu tiempo que le dedicas a leer cada una de las cosas que escribo.

Ha sido una experiencia fenomenal el ver como, poquito a poco, este blog ha ido creciendo, madurando, creando su propia voz, mi voz, con la que disfruto enormemente compartiendo contigo las cosas que sé y aprendiendo aquellas que no sé, las cosas que he aprendido en mi carrera profesional y en la vida misma, porque, a fin de cuentas, tanto en la vida como en los negocios y el trabajo, lo que más importa son las relaciones que se construyen entre nosotros.

¡Gracias mil y nuevamente por estar allí, siempre presente!

Te regalo, como hice el año pasado, una selección de los artículos más leídos durante estos últimos doce meses, escogidos con mucho cariño, siempre con la ilusión de que aporten algo positivo para tu vida profesional y personal.

¡Gracias!

  1. Cobrar el precio justo: La regla más importante de los negocios.
  2. Planificación Estratégica: La diferencia entre deseos y metas.
  3. Publicidad, marketing y ventas: ¿Porqué se confunden con tanta frecuencia?
  4. Como hacer una venta exitosa: ¿Creamos necesidades o las descubrimos?
  5. Redes Sociales: De la Conversación a la Venta en 6 Sencillos Pasos.
  6. Libera Todo Tu Potencial: Atrévete a Soñar en Sólo 7 Minutos.
  7. Popularidad e Influencia en Redes Sociales: ¿Conoces La Diferencia?
  8. ¿Qué Tiene Que Ver Una Barbie™ Con Tu Marca Personal?
  9. Marketing en Redes Sociales: Sin Un Objetivo No Puede Haber Un Plan.
  10. Haz Crecer Tu Negocio: ¿Qué Cosas Puedes Hacer Para Vender Más?
  11. Planificación de Escenarios: No Te Encierres En Un Callejón Sin Salida.
  12. ¿Qué Acciones Puedes Hacer En Redes Sociales Que Sean Realmente Efectivas?

¡Nos vemos el próximo Lunes!

Una Relación Incontrolable: La Viralidad y El Impacto Emocional

Una Relación Incontrolable: La Viralidad y El Impacto Emocional

Esta semana quiero compartir contigo una experiencia muy linda que me tocó vivir con mis compañeros de trabajo, y digo linda, porque me dejó una sensación muy positiva, que vino a confirmar (nuevamente) el post que publiqué hace ya un tiempo, que se tituló “La Viralidad Comienza Con El Impacto Emocional”

Y para ir directo al grano, te muestro el vídeo que dio paso a esta experiencia tan particular. Es de McDonald´s y corresponde a la nueva campaña que la empresa está lanzando para España. Una pieza espectacular (desde mi punto de vista). Te la dejo y luego la comentamos.

 

El mismo mensaje, dos reacciones completamente diferentes.

 

Como te comenté, cuando vi el vídeo la primera vez me arrancó lágrimas de emoción y de alegría, porque me hizo pensar mucho en Juan Vicente, mi padre ya fallecido, y en mis dos hijos, Daniel y Gabriel.

En todo caso, lo publiqué en todos mis perfiles sociales y la misma tarde en que lo vi por primera vez, se lo quise mostrar a mis compañeros de oficina, Ramiro y Santiago, convencido de que los haría sentir tan bien como me sentí yo cuando lo vi, y como me siento cada vez que lo veo desde entonces.

 

Pero lo que sucedió a continuación fue una lección muy interesante.

 

Ramiro, que tiene un niño pequeño, se emocionó igual que yo, se le salieron las lágrimas y a medida que el vídeo avanzaba, no dejaba de decir: “¡Guao!”, “¡Qué fuerte!”. Obviamente él se había sentido impactado de una manera positiva, tal como me ocurrió a mí, y la emoción que le provocaba el vídeo le era difícil de ocultar.

Sin embargo, para Santiago, el tema fue muy diferente: Cuando vio los primeros segundos del vídeo, se dio media vuelta y se fue, y no lo quiso ver. Por lo menos, no ese día, Simplemente, se volteó y se fue, visiblemente afectado en sus emociones, pero de una manera completamente diferente.

En mi caso y el de Ramiro, el vídeo había impactado en nuestras emociones como padres, nos había hecho vernos reflejados allí, viviendo la vida con nuestros hijos y pasando por las distintas etapas por todos conocidos, con sus correspondientes desafíos y satisfacciones.

En el caso de Santiago, (mi compañero Ramiro me lo explicó) le tocaba unas emociones completamente diferentes, porque Santiago perdió a su padre aún siendo muy joven, y ha tenido que plantarle cara a la vida sólo con su madre y hermanos desde muy pequeño, por lo tanto, el mensaje del vídeo caía en una zona de fuertes y, quizás, dolorosos recuerdos y emociones.

Ramiro y yo compartimos con nuestros amigos y en nuestros círculos el vídeo. Santiago no hizo lo mismo. La razón era evidente: El impacto que tuvo el vídeo en él, fue muy diferente.

 

Por eso me niego a creer que se puede garantizar la viralidad de un contenido.

 

Estoy seguro de que se puede crear un contenido de excelente calidad, con una creatividad extraordinaria y un mensaje que pueda generar un profundo impacto y provocar emociones muy fuertes. De eso no me cabe duda, pero el cómo ese mensaje afecte al receptor es una decisión perfectamente individual y dependerá, como en el caso que te describí arriba, de lo que haya en la vida de cada persona.

Piensa por un instante en el momento en que la persona recibe el mensaje: El conjunto de imágenes, sonidos, textos, música es interpretado por su cerebro y, en base a dicha interpretación, desarrolla una respuesta particular, que tu ni nadie puede controlar (quizás predecir) pero nunca controlar y, mucho menos, manipular de manera alguna.

Es en ese justo momento en el que tu pierdes el control del efecto que el mensaje va a causar, y es lo bonito de todo esto: Tu mayor esfuerzo debe concentrarse en desarrollar un contenido extraordinario y difundirlo por todos los medios posibles y adecuados.

Lo demás, queda en manos de tu audiencia. ¡Que compromiso tan maravilloso!

 

Crédito fotografía Thais Morais en Unsplash

 

Artículo relacionado en este blog:
La Viralidad comienza con el Impacto Emocional.

 

No Es Lo Mismo Ser Un Emprendedor Que Un Aventurero.

No Es Lo Mismo Ser Un Emprendedor Que Un Aventurero - Joel Pinto RomeroNi tampoco es lo mismo emprender una aventura que aventurarse en un emprendimiento.

Aunque pareciera ser un juego de palabras que no tiene mayor importancia, no es así.

Seguramente tu también, como buen emprendedor que eres y como dueño de tu propio negocio, habrás asistido a diversos cursos, seminarios y charlas para emprendedores. ¿Te has fijado que se hace mucho énfasis en que debes sentir pasión por lo que haces, que debes tener mucha ilusión, trabajar muy duro, mantener un espíritu innovador, que no te detengas ante nada?

¿Te has fijado cómo se hace énfasis en el hecho de que, para emprender, no hace falta siquiera tener capital, o incluso en algunos casos, se le resta importancia al hecho de tener un plan? A veces pareciera que para emprender solo hace falta tener ganas.

Y quiero detenerme en estos dos puntos, porque creo que vale la pena que conversemos un rato acerca de ellos: el dinero y el plan.

 

Emprender sin dinero, implica que vas a pasar trabajo sin necesidad.

 

En muchos casos se dice que los jóvenes no necesitan financiamiento para emprender nuevos negocios, por el hecho de no tener hijos, no tener obligaciones financieras, o simplemente vivir aún con sus padres.

Se entiende que un joven sin hijos, tenga una menor carga financiera. Hasta ese punto, vamos bien, pero ¿quién dijo que un joven que vive aún con sus padres no tiene financiamiento?,¿qué pasa con el dinero que gastan los padres en pagar los recibos de luz, de teléfono, alquiler, comida, etc…?¿No es esa una forma de financiar los gastos de una empresa que comienza operando desde casa?

En estos casos, es valioso que pongamos los puntos sobre las íes, antes de que vayamos a estar alentando a los chicos recién salidos de la universidad a lanzarse al mundo de los negocios con mucha ilusión y sin un centavo en el bolsillo.

Lo más seguro es que su idea, que pudo haber sido extraordinariamente buena, no vea la luz, por el simple hecho de haber seguido un mal consejo. Y eso le ha pasado ya a más de uno.

 

No tener un plan, es no tener un rumbo, es no tener una guía.

 

Nadie, en su sano juicio, decide un día irse de aventura sin por lo menos preparar una mochila con una botella de agua y algo para picar, o incluso tener un mapa o una idea medianamente clara de lo que le espera.

Eso es tener un plan. No sé si a ti te ha sorprendido igual que a mi, pero en muchas de las charlas que he asistido no se menciona en lo absoluto la necesidad de hacer un plan, aunque sea un bosquejo sencillo de lo que tu negocio va a ser, del cómo va a funcionar, de las cosas que vas a necesitar, lo que llaman “El plan en la servilleta”.

Está claro que es sumamente importante mantener una actitud positiva y proactiva, tener ilusión, amar lo que haces y la idea que tienes para tu negocio. En eso estamos cien por ciento de acuerdo, pero también es necesario tener un plan de negocios, sencillo, breve, en el cual analices por lo menos los elementos claves, ¿recuerdas?: fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas.

Te aseguro que haciendo este breve ejercicio, te sentirás mucho más tranquilo y podrás gestionar tu negocio de manera más efectiva.

 

¿Qué puedes hacer entonces para ser realmente un emprendedor y no un simple aventurero?

 

  • Primero que nada, establece con claridad a dónde quieres llegar y cuánto tiempo quieres demorarte en ello. El “hacia dónde” es importante para asegurarte de que todas tus acciones te llevan en esa dirección. El “cuanto tiempo” es igualmente importante, porque te permite cambiar de rumbo si es necesario o te estás demorando más de la cuenta.
  • Asegúrate de contar con dinero suficiente para cubrir tus gastos, por lo menos, por los dos primeros años. Si esto es imposible, trata de que sea por lo menos los primeros 12 meses. Si no lo haces, tu emprendimiento dependerá de las ventas que hagas y cualquier fluctuación del negocio te pondrá en grave peligro. OJO: ¡Si vives aún con tus padres, la financiación la tienes semi-aprobada! 😀
  • Haz un plan concreto de cómo vas a conseguir tus clientes, tu fuente de dinero. Una idea ejemplar no se convierte en un tremendo negocio hasta que no logra que los clientes potenciales la compren, sea la idea que sea.
  • Define con claridad que vas a hacer y las decisiones que vas a tomar a medida que tu negocio crece. Muchas veces ocurre que el crecimiento de tu negocio llena tus bolsillos, pero no genera crecimiento real. Asegúrate de que es al revés: Crece primero y luego aumenta el dinero que entra en tus bolsillos progresivamente.

Ser emprendedor es una aventura maravillosa, siempre y cuando se lleve a cabo con un mínimo de sentido común. No conviertas tu emprendimiento en una pesadilla, ni dejes que tu idea maravillosa muera, por no habértela tomado un poquito más en serio.

 

Artículo relacionado: Libera Todo Tu Potencial: Atrévete a Soñar en Sólo 7 Minutos.

Pin It on Pinterest