CURSO GRATUITO: “¿Qué cosas puedes hacer para vender más en tu negocio?”

CURSO GRATUITO: “¿Qué cosas puedes hacer para vender más en tu negocio?”

Cada segundo que pasa, en algún lugar del mundo, alguien está montando un negocio o creando una empresa nueva. Y ha sido así siempre. Algunos casos ocurren por la propia inspiración de un emprendedor ilusionado, en otros casos ocurre por mera necesidad, según la situación económica de cada cual.

Algunos se lanzan al agua con mucha experiencia en sus espaldas, otros se lanzan francamente desde cero en todos los sentidos: sin formación ni experiencia previas.

En una situación como esta creo que los que nos podemos llamar “veteranos” en aquéllas áreas en las que nos hemos desenvuelto a lo largo de nuestras vidas profesionales tenemos un aporte muy valioso que ofrecer.

Y ese aporte tan valioso se llama “compartir nuestra experiencia profesional con los menos expertos y con los más jóvenes” (OJO que no quiero decir con esto que una cosa implica la otra, ni tienen que estar siempre ambas cualidades juntas en el mismo individuo). para de alguna manera ayudarles a transitar el camino del emprendimiento, de la empresa, de una forma más relajada, tranquila.

A fin de cuentas, se trata de que la experiencia de algunos le sirva a otros como aprendizaje y les evite algún que otro dolor de cabeza.

Como sabes, y si no lo sabes, re lo recuerdo ahora, mi área de especialización es la gestión de ventas y de negocios, dos áreas que pueden resultar particularmente complicadas cuando trabajas por cuenta propia, si no tienes conocimiento de las herramientas que hace falta conocer, ni se entiende el proceso comercial en su verdadera naturaleza.

Y para hacer las cosas un poquito más complicadas, como si les hiciera falta, generalmente no nos percatamos de que tenemos problemas de ventas sino cuando el agua ya nos llega al cuello, es decir, que se nos ha hecho un poquito tarde….. es triste reconocerlo pero suele ser así.

En ventas, también deberíamos cultivar la política de hacer “mantenimiento preventivo”: No esperes que el agua te llegue al cuello y los malos resultados de ventas te estén asfixiando.

 

Cuando el dinero abunda, ¿para qué preocuparse de los detallitos?

Solamente nos detenemos preocupados a examinar nuestras “estrategias de ventas” cuando los números nos muestran su cara más fea y nos dan la espalda.

Y en casos como estos, casi lo único que puedes hacer es tomar medidas de emergencia y tienes poco espacio para maniobrar.

 

Las plataformas nos han puesto muy fácil el compartir nuestra experiencia con todo aquél que esté interesado.

 

Y es justamente esta la razón por la que he decidido crear el curso “¿Qué cosas puedes hacer para vender más en tu negocio?”, que además de todo es GRATUITO!

Es un curso realmente sencillo, preparado en un lenguaje plano, sin ornamentos, y que podrás completar en un tiempo relativamente corto (claro está que será según el interés y el esfuerzo que le pongas). Con este curso gratuito quiero ayudar a todos a manejar estrategias de ventas simples, fáciles de implementar, que tienen costos generalmente muy manejables y que, por encima de cualquier cosa que yo te pueda decir, han probado su efectividad a través de los tiempos, en múltiples empresas de todos los tamaños alrededor del mundo.

Son de esos conceptos a los que podríamos ponerle el nombre de “a prueba de tontos”.

El objetivo que quiero lograr con este curso “¿Qué cosas puedes hacer para vender más en tu negocio?” es, precisamente, ayudarte a vender más y a desarrollar el volumen de negocios de tu proyecto emprendedor o tu negocio, de una forma sencilla y entendible.

Las estrategias que te recomiendo en este curso están agrupadas según tres categorías distintas:

  1. Aumenta la visibilidad de tu negocio: gira alrededor de estrategias que tienen que ver muy directamente contigo como empresario y están dirigidas a fortalecer tu posicionamiento de marca en el segmento en el que te desenvuelves.
  2. Cuida de tus ventas y tus vendedores: como lo indica claramente aquí, aquí hablaremos de estrategias enfocadas en mejorar la gestión de ventas de tu proyecto y ayudarte a alcanzar un mejor rendimiento de tu equipo de vendedores, si has podido desarrollar uno, o de tu propia gestión comercial si la estás llevando directamente tú.
  3. Premia la fidelidad de tus mejores clientes: es la última y no menos importante clasificación. Si hay algo que es cierto es que el hecho de que a un negocio le vaya bien o mal, está directa y proporcionalmente relacionado con que sus clientes compren los productos y servicios de forma regular en el tiempo.

En cada unidad del curso encontrarás (a excepción de la unidad introductoria y la despedida del curso):

  • Un soporte audiovisual (breves vídeos con una duración de 10 minutos o un poquito más… no mucho).
  • Un documento escrito con el contenido de la unidad (para que puedas leerlo con calma y así reforzar el material que has visto en el vídeo).
  • Un cuestionario de valoración (simplemente a modo de revisión de contenido y nada más).

¿Cómo te recomiendo que hagas el curso?

Durante la etapa de valoración, he hecho el curso muchas veces y la mejor estrategia que te puedo recomendar es mirar primeramente el vídeo de cada unidad, luego completa la lectura del contenido escrito para reforzar la información que recién has recibido.

Cuando ya te sientas cómodo y consideres que tienes todos los conceptos tratados bien amarraditos, puedes entonces completar los cuestionarios de valoración, que no tienen el propósito de “aprobarte o reprobarte” en el curso, sino más bien de ayudarte a revisar y afianzar los conceptos tratados para que luego puedas manejarlos con más soltura.

Como puedes ver mi objetivo no es que hagas el curso y ya está, sino que puedas realmente aprovechar al máximo los conceptos y temas que aquí comparto contigo y puedas hacerlos tuyos para que luego, cuando te toque implementarlos, se te haga todo muy sencillo.

El curso lo puedes tomar directamente acá, en mi página web haciendo click en el siguiente vínculo.

¿Qué cosas puedes hacer para vender más en tu negocio?

Y ya sabes: No hay nada de malo en preguntar y para eso estamos los veteranos: Si tienes alguna duda en la que te pueda ayudar, estamos a la distancia de un correo electrónico o puedes rellenar cualquiera de los formulario que encuentras en esta página web.

¡Un abrazo grande, y espero que el curso te sea de mucha utilidad!

 

 

Crédito fotografía STIL en Unsplash

¿Sana Competencia? Como Perros Peleándose Por Comida

¿Sana Competencia? Como Perros Peleándose Por Comida

Sí. Sé que el título de este post es un poco de aquella manera, un poco fuerte. Lo sé.

Lo que pasa es que creo que hay situaciones en las que solamente se le puede poner un nombre a aquello que estamos viviendo.

En mi curso gratuito “¿Qué cosas puedes hacer para vender más en tu negocio?” (el vínculo te lo dejo abajo), uno de los consejos que le doy a los estudiantes es, justamente, el de “promover una sana competencia entre sus vendedores”…. porque, ciertamente, los vendedores tienen que competir entre sí, para que en el área comercial se genere esa dinámica tan rica, que es la lucha por ser el mejor vendedor del mes – o de la semana – y tener el reconocimiento de todos tus compañeros, de tus supervisores, ganar los bonos adicionales y, Dios mediante, ser el candidato para una promoción.

Un equipo de ventas sano se caracteriza por tener un ambiente donde todos quieren superarse mutuamente, no arrancarse la cabeza y meterse una puñalada por la espalda.

 Esa es la situación normal, la que debe promoverse en todo entorno de ventas sano.

Sin embargo, no siempre ocurre así.

Como cada vez que entro en estos temas, me gusta contarte una historia vivida muy de cerca, te voy a contar lo que le pasó a unos amigos míos cuando quisieron contratar un sistema de seguridad para un local comercial nuevo que están abriendo en una ciudad cercana.

 

¿Se tiran todos tus vendedores al cuello DE LA MISMA PRESA, perdón.. del mismo cliente?

 

Pues resulta que, cuando llegó el momento de contratar el sistema de seguridad, un amigo cercano (que había trabajado como vendedor para una empresa reconocida internacionalmente) se ofreció a conseguirles un presupuesto. 

Pensando que, al haber sido empleado de la empresa el tratamiento que iba a recibir sería diferente, llamó pues a un ex-compañero para que le hiciera una propuesta.

Así fue y en un par de días su ex-compañero ya estaba – directamente y sin aviso – en el local del negocio, sin siquiera haberles dado tiempo a que revisaran la oferta que había preparado, ni nada. Se había ido directamente a montar la alarma, sin más contemplaciones ni consideraciones.

Obviamente, al ser una decisión que necesitaba ser revisada entre los socios, mi amigo le pidió a su ex-compañero que les diera un tiempo para revisarlo, con la excusa de que faltaba documentación.

Los argumentos de su ex-compañero de trabajo fueron los mismos de siempre, los de cualquier vendedor que quiere cerrar la venta de forma inmediata: “¡Esta es una oferta muy especial! No sé por cuanto tiempo te la podré mantener,,, tu sabes como son las cosas en la empresa… tú trabajaste con nosotros… estas decisiones tienen que ser tomadas al momento”.

En fin… le estaban dando el mismo tratamiento que a cualquier cliente normal, cualquier cliente de la calle.

Lo más gracioso no fue eso, sino que – igual que había ocurrido antes – por los mismos días que los obreros estaban trabajando en la puesta a punto del local, se pasaron por allí otros vendedores de la empresa, cada uno con una oferta diferente y – para sorpresa de los socios – cada una mejor que la anterior.

Si todas tus ofertas son “especiales, de última hora, para no perdérsela”, entonces ninguna lo es. Lo aprendí de una película de Disney.

 Sólo hacía falta decirle al vendedor que entraba por la puerta, “es que acaba de pasar un compañero tuyo y nos la ofreció en tanto” para que este vendedor hiciera una llamada (quizás ficticia) a su oficina y consiguiera, “como una atención especial de última hora”, una oferta mejor.

Y, finalmente, la guinda que adornó toda esta historia, vergonzosa de contar para nosotros los vendedores profesionales: el propio gerente de área (según el mismo se identificó) se presentó en el sitio e hizo la oferta que nadie, ninguno de sus vendedores, podía superar y cerró la venta.

El propio gerente de área.

Y se supone que era cierto su cargo de gerente porque lo que autorizó fue digno de cualquier comercial desesperadísimo por cerrar una venta. 

Reconocido por el propio ex-empleado de la empresa.

 

¿Qué puede sentir un vendedor cuando su propio jefe le tumba la venta? ¿Qué imagen le queda al cliente? 

 

 

¿Cómo se sintieron mis amigos después de este embrollo?

Sí, finalmente consiguieron instalar la alarma a un precio excelentísimo, por supuesto.

Pero les quedó el amargo sabor de boca de haber visto como no se podían fiar de lo que decía ninguno de los vendedores, porque ninguna de las ofertas que habían hecho era “realmente especial”, como lo demostró finalmente el gerente de zona cuando hizo la oferta de cierre.

¿Cómo puede sentirse un vendedor, después de haber hecho todo su trabajo – y haberlo hecho con cariño y profesionalismo – cuando sabe que cualquiera de sus compañeros puede venir, incluyendo su propio jefe, a tumbarle la venta y llevarse la comisión?

¿Es esa la forma correcta de gestionar un equipo de ventas?

Quizás puedas responder que sí, si lo único que te preocupan son los números y te da igual la fortaleza y armonía que pueda haber en tu equipo comercial, pero si te preocupa en algo la alta tasa de rotación de personal en tu empresa y la imagen que se puedan llevar tus clientes, esta no es la forma correcta de hacer las cosas.

Entre los integrantes de un equipo de ventas debe existir competencia, por supuesto que sí, pero sana. Por eso en mi curso insistía en este punto: “la competencia entre tus vendedores debe ser sana”.

Ofrecerles bonos adicionales, ascensos, puntos por logro, permitirles comenzar a manejar un pequeño grupo de vendedores ellos mismos y ganar más dinero… en fin.

Un vendedor que siente que cualquiera de sus compañeros, incluso su propio jefe, puede venir a tumbarle la venta, no funcionará a su máximo rendimiento. Y si lo hace, será por poco tiempo.

 Hay muchas estrategias que puedes utilizar para mantener las energías y el rendimiento de tu equipo de ventas a tope, por supuesto que sí, pero presionarlos de forma tal que sepan que si no cierran la venta en el momento, mejor se olvidan, porque va a venir cualquier compañero suyo a quitársela, incluso su propio jefe, eso es… sencillamente, inadmisible.

Sería interesante conversar con el famoso “gerente de zona” de esta historia y conocer cuál es el razonamiento que hay detrás de su conducta.

Quizás no sea ni siquiera culpa de él, sino que la propia empresa promueve, “de forma indirecta”, que cualquiera de sus supervisores y gerentes utilicen las estrategias que “consideren oportunas y más efectivas” para lograr los resultados de ventas.

Lo demás no importa.

Que nos quede a todos entonces para reflexión, en especial para ti si actualmente estás gestionando (o te planteas gestionar) un equipo de ventas para tu negocio o en tu proyecto emprendedor: se gana mucho más, en reputación y resultados a corto y largo plazo, cuando la competencia entre tus vendedores es sana, legítima.

Te invito a compartir en los comentarios tu experiencia en este tema: ¿te ha pasado algo similar? ¿cómo te has sentido? ¿cómo lo harías tú de forma diferente? 

Créditos fotografía: Perros e Hijos de perra.

Y aquí tienes el vínculo a mi súper curso gratuito “¿Qué cosas puedas hacer para vender más en tu negocio?”

3 Claves Para Emprender Con Éxito – CEEI Elche

3 Claves Para Emprender Con Éxito – CEEI Elche

Siempre encantado de compartir buenas noticias, quiero comunicarles que el próximo Jueves, 7 de Febrero nos reuniremos nuevamente Alberto Aguelo, Judith Acosta y un servidor, esta vez en las instalaciones del Centro Europeo de Empresas Innovadoras de Elche (CEEI Elche), para compartir con todos los asistentes temas que consideramos claves para el desarrollo exitoso de todo emprendimiento.

El evento está programado para comenzar a las 10:00 de la mañana y un adelanto del contenido te lo dejo acá.

Durante esta jornada, que hemos titulado 3 CLAVES PARA EMPRENDER CON ÉXITO, Alberto Aguelo nos estará hablando de técnicas modernas para hablar en público y transmitir nuestras ideas de forma eficiente, Judith Acosta nos conversará acerca de la gestión de redes sociales y la forma de sacar mejor provecho de nuestra presencia digital, y finalmente a mi me tocará hablar de la venta como proceso comunicacional y de las áreas que debemos tener en cuenta cuando diseñamos un plan de ventas para nuestro proyecto emprendedor.

Además de estos temas, y como es costumbre, estaremos también disponibles para responder las preguntas que los asistentes tengan relacionadas con lo tratado en cada presentación así como cualquier otra inquietud que puedan tener con respecto a sus proyectos empresariales.

El aforo es limitado por lo que debes registrarte tan pronto sea posible en la web del CEEI Elche.

Aquí te dejo el vínculo para que hagas tu registro y reserves tu puesto:

3 Claves para Emprender con Éxito – CEEI Elche – Febrero 7, 2019

¡¡Te esperamos!!

 

Otros artículos recomendados en este blog:

 

¿Qué Debe Todo Emprendedor Saber Acerca De Las Ventas y Por Qué?

Pin It on Pinterest