Popularidad e Influencia en Redes Sociales: ¿Conoces La Diferencia?

Popularidad e Influencia en Redes Sociales - Joel Pinto RomeroSi estás desarrollando tu presencia en redes sociales, tanto para tu negocio como para tí como profesional, es importante conocer la diferencia entre influencia y popularidad, dos términos que suelen interpretarse de manera equivocada.

Como siempre, comenzamos por definir los dos términos:

Popularidad: Ser gustado, admirado, o disfrutado por mucha gente o, al menos, por un grupo de gente en particular.

Influencia: Personas que tienen la capacidad de influir positivamente, o negativamente, en un tema particular. Según el RAE, Persona con poder o autoridad con cuya intervención se puede obtener una ventaja, favor o beneficio.

Partiendo de aquí, la diferencia está clara: “Una persona popular es una persona querida, admirada, gustada por muchos. Una persona influyente es una persona que puede generar un cambio, que goza de la confianza del grupo que la rodea, sea grande o pequeño.”

Y fíjate que son dos conceptos que están tan poco relacionados, que la persona que tu menos esperes puede resultar sumamente influyente en un tema específico y ayudarte a tomar ciertas decisiones.

A mi me ocurrió personalmente: Tenía dudas acerca de si comprar o no unos accesorios para mi bicicleta y conversando con un amigo mío, que goza de toda mi confianza, le comenté de mi inquietud y, para mi sorpresa, resultó que este amigo mío, Alberto Polo Positivo, sabía un montón de cosas, muchas más de las que yo me imaginaba, acerca de bicicletas.

Y fue tanta la influencia que tuvo en mí, que cuando volví a tener inquietudes con respecto al tema de las bicicletas, recurrí nuevamente a él, sin dudarlo.

 

Una persona influyente tiene la capacidad de generar un cambio de opinión.

 

Los conceptos de popularidad e influencia tienes que tenerlos bien claros para saber diferenciarlos y aprovecharlos bien. En el caso que te comentaba de mi amigo Alberto, su opinión fue muy importante para mi y me hizo tomar la decisión de hacer algo. Y mi decisión no tuvo que ver con la popularidad de Alberto, ni con cuántos seguidores tiene en su cuenta de Twitter, ni nada por el estilo.

Mi decisión se basó en que le tengo confianza y que, cuando conversamos del tema de las bicicletas, demostró saber un montón.

 

La popularidad no determina la influencia.

 

Como lo ves, la influencia está fuertemente unida a dos elementos que vale la pena mencionar:

  • Confianza: Es obvio que para que una persona pueda influir en ti, tiene que haberse ganado tu confianza. Si no existe la confianza, esa persona no podrá ejercer en ti ningún tipo de influencia.
  • Autoridad: El conocimiento que dicha persona demuestre tener acerca de un tema determinado.

Y aunque es muy importante tener autoridad en un tema específico, demostrando conocerlo y manejarlo apropiada (y demostrablemente), si es una persona a la que no le tienes confianza, es como si no pasara nada.

En Internet abundan las listas que nombran a las personas más influyentes, como es el caso en el artículo que te incluyo al final de este post. Sin embargo, es importante saber distinguir que una persona “popular”, no es necesariamente influyente en un tópico específico.

Puede que sea muy querida, nombrada, mencionada y retuiteada, pero eso no necesariamente es un índice cierto de influencia.

 

¿Qué importancia tiene para tu producto una persona influyente en tu industria?

 

Y es aquí donde puedes ver la importancia de conocer la diferencia entre Popularidad e Influencia: Una persona que es influyente dentro de tu industria puede crear una corriente de opinión favorable hacia tu producto y esto derivar en más ventas. Punto.

Ten en cuenta que, si tu producto es realmente bueno, ofrece valor, es distinto de lo que ofrecen los demás, a una persona influyente le interesará conocerlo y hablar de él con los demás.

Es un intercambio mutuo: La persona influyente gana en conocimiento de su industria al hablar de un producto novedoso que tal vez pocas personas conocen, y tu producto se beneficia al contar con el aval de una persona influyente. Como dicen los angloparlantes: Una situación “ganar-ganar”.

Lo mismo, no necesariamente ocurre con una persona que sea solamente popular.

Te dejo abajo el vínculo al artículo en inglés de Douglas Karr, en Social Media Today, que desarrolla este tema de forma magistral, utilizando un lenguaje muy llano y sencillo.

Y ahora que hemos hablado de Popularidad e Influencia, ¿cómo planeas utilizarlas para promover tus productos o servicios?

 

 

Lectura Recomendada:
We Should Stop Saying Influential When We Mean Popular

Desde estos vínculos puedes ir directamente a las partes II y III de este post:
Popularidad e Influencia en Redes Sociales (Parte II): Escoge Lo Que Te Sirve y Lo Que No.
Popularidad e Influencia en Redes Sociales (Parte III): Crea Tu Propia Voz.

Artículo Relacionado:
Correspondencia e influencia: ¿Por qué compartimos contenidos?

Publicidad, marketing y ventas: ¿Porqué se confunden con tanta frecuencia?

Publicidad, marketing y ventas: ¿Porqué se confunden con tanta frecuencia? - Joel Pinto RomeroSi ves la fotografía que ilustra este artículo, te fijarás que son tres bebés recién nacidos, lindos y preciosos.

Son trillizos idénticos y cada uno tendrá su propio nombre, aún cuando, seguramente, más de una vez los confundirán a unos con otros. Es lo normal y pasa con demasiada frecuencia.

Con la publicidad, el marketing y las ventas ocurre lo mismo: Se utilizan con mucha frecuencia de manera indistinta.

No es extraño escuchar a dueños de empresas referirse a “planes de marketing” cuando realmente se refieren a “acciones de ventas”, o querer hacer una “campaña de marketing”, cuando realmente quieren hacer algo de “publicidad”.

Es una situación bastante común, pero que puede tener consecuencias importantes.

 

¿En dónde radica la diferencia entre estos tres términos?

 

La diferencia está en que, aún estando íntimamente relacionados, como las trillizas de la foto (si, son tres chiquillas), cada uno tiene su nombre y su propia personalidad. Y por ser cada uno diferente del otro, es por lo que debes hacer un esfuerzo en conocerlos un poco más.

Sabes que me gusta conversar usando palabras del día a día, por lo que voy a tratar de definir para tí, en palabras simples, lo que significa cada uno de ellos.

Marketing es todo lo que tienes que hacer para que tu producto pase de tus manos a las de tu cliente. Es por ello que nos encontramos con las famosas cuatro “P”, por Precio, Producto, Plaza y Promoción. El marketing las controla, y tiene que ver con cada una de ellas. Si faltara alguna, la estrategia de marketing no podría estar completa. Marketing es fundamentalmente estrategia, planificación, conocimiento.

Publicidad es comunicación. Es hacer que la gente conozca algo acerca de tu producto, empresa o marca. Es tránsito de información. Recuerda que tus clientes no te pueden comprar, si no saben que tú existes ni te conocen. Cualquiera sea la forma y el tipo de acción que realices para darte a conocer, publicidad es sencillamente comunicación.

Ventas es ya la transacción. Es el cambio de titularidad de tu producto o servicio. Es el proceso que permite que tu producto deje de ser tuyo y sea de tu cliente. Y es el proceso más importante de todos, porque es el que genera el dinero. y digo el más importante, porque si tu estrategia de marketing, con su correspondiente campaña de publicidad, no genera ventas, es un fracaso.

 

¿Por qué es importante conocer la diferencia entre cada uno de ellos?

 

Pues precisamente porque si no conoces esas diferencias, seguramente no estás aprovechando al máximo las acciones que realizas y, por lo tanto, es poco probable que vayas a obtener los resultados que esperas o, peor aún, no obtendrás los resultados que podrías obtener.

Voy a mostrártelo con un par de ejemplos y te indicaré, de forma muy sencilla, qué es lo que falla:

  • Tienes un vendedor que sale a la calle a trabajar sin tener catálogos de tus productos: ¿Cuál es el problema? Tu estrategia de marketing falla al no contemplar dentro de la “P” de promoción el desarrollo de la literatura apropiada para darle apoyo al trabajo de ventas.
  • Tienes una página web a través de la cual tus clientes no pueden comprar tu producto o no indica dónde pueden comprarlo: ¿Cuál es el problema? Tu estrategia de comunicación falla, al no cerrar el círculo que debe llevar a cada prospecto de cliente hacia el lugar donde pueda realizarse la transacción de venta.

Y como estos,  diariamente me encuentro con situaciones en las cuales las acciones desarrolladas demuestran, con bastante claridad, que no se entienden las muchas (y algunas veces sublimes) diferencias qie existen entre publicidad, marketing y ventas.

Si quisiéramos dejarlo como resumen:

Marketing = Estrategia,
Publicidad = Comunicación,
Ventas = Dinero.

En el caso de tu empresa, ¿reconoces la diferencia entre cada una de las trillizas? ¿o te refieres a publicidad, cuando realmente lo que querías decir era ventas?

 

Artículos relacionados: Marketing: ¿Dónde queda realmente el principio?

 

Pin It on Pinterest