¿Qué Tiene Que Ver Una Barbie™ Con Tu Marca Personal? - Joel Pinto RomeroPor muchos años, Barbie™ ha sido sinónimo de la belleza perfecta, de esa modelo de perfectas proporciones, a la cual se pretendía imitar en muchos casos con resultados espectaculares y en otros, no tanto. Como todo.

Muchas personas han invertido mucho dinero en la búsqueda de esa “belleza perfecta”, muchos concursos se realizan en todo el mundo para premiar y reconocer esa perfección, y también sabemos que muchas personas sufren y la pasan muy mal durante dicha búsqueda.

De la misma manera vemos como, en los entornos profesionales, muchos individuos se esfuerzan más por el “parecer” que por realmente “ser”, copiando el estilo de vestir del personaje del momento, el corte de pelo, los gestos, e incluso las frases. Todo un desfile de pavos reales.

Y la búsqueda de esa perfección tan deseada, no es en sí misma una cosa mala, porque es una invitación permanente hacia el logro de algo que, en teoría, es una versión mejorada de nosotros mismos, pero ojo: debe ser de nosotros mismos, no de otra persona. Sin embargo, y como en todas las cosas en la vida, nada que se lleve a los extremos puede ser bueno. Y este caso, llevar esa búsqueda al extremo, copiando a otros o fingiendo ser lo que no se es, no es la excepción.

Y la pregunta con la que comienzo este artículo creo que se responde sola y tiene, (o debería tener), una sola respuesta: ¡No! Tu marca personal no tiene absolutamente nada que ver con una Barbie™, o por lo menos, no debería.

 

Una marca personal no debe ser una prisión en la que permanezcas encerrado.

 

Muy por el contrario, debe ser una expresión por encima de todo libre y coherente de tu verdadero yo, tanto profesional como personal, sin imposiciones de otros, sin “injertos”, sin maquillaje, porque, a fin de cuentas, todo eso va a notarse en algún momento. Recuerda que “aunque la mona se vista de seda, …”

Hace algún tiempo seguía una discusión acerca del cómo debía un profesional comportarse socialmente para no deteriorar su marca personal, y realmente me llamó la atención. Se trataba algo así como de recomendaciones a seguir durante eventos sociales para no cometer excesos que pudieran ponernos en entredicho o dañar nuestra reputación.

Y yo pensaba para mí: “Si vas a un evento social y no puedes resistirte a las ganas de beber alcohol excesivamente hasta perder el juicio, o consumir de manera irregular drogas, hablar a gritos o groseramente,  o cosas por el estilo, no es tu reputación o tu marca las que tienen el problema. El problema lo tienes tu y eso está claro como el agua.” Por lo menos, ese era mi pensamiento.

 

Un verdadero profesional. Un profesional verdadero.

 

A fin de cuentas, no se puede tapar el sol con un dedo. Si eres un profesional, se va a notar; si te sabes comportar, también. Y creo que eso sería suficiente como para darnos toda la libertad y la confianza del mundo y poder expresarnos abiertamente.

  • Si eres un profesional verdadero, preparado y formado, y no uno que pretende serlo, entonces tu preparación, el dominio de tu área de trabajo, tus conocimientos y cómo los empleas, los términos que uses y lo que seas capaz de aportar, será auténtico, tendrá una base sólida (tu propia formación) y no tendrás nada de que preocuparte ni nada que fingir, excepto estar siempre dispuesto a aprender un poco (o mucho) más cada día. ¿No te parece graciosa la cara que pone una persona que está tratando de responder una pregunta cuando no tiene ni idea?
  • Si eres un verdadero profesional: Entonces tu actitud será profesional en todo momento, porque ser profesional es parte de ti  de tu naturaleza, y no tienes que copiarlo de nadie. Te vestirás adecuadamente, te manejarás adecuadamente delante de otros y muchas otras cosas que los verdaderos profesionales suelen hacer.

No permitas que por querer imitar a otros,o por querer pretender ser algo que no eres, tu marca personal se convierta en una jaula que te robe tu libertad, que te asfixie y que se lleve la paz de tu vida, ocultando tu verdadero y auténtico valor.

Por encima de todo, recuerda que eres único y tienes algo único que aportar, déjalo fluir con toda libertad. Allí encontrarás la verdadera pasión por aportar lo mejor de tí mismo.

 

Artículo de referencia: 
Know Thyself First, then Create Your Personal Brand

Artículo relacionado en este blog: 
Popularidad e Influencia en Redes Sociales: Escoge Lo Que Te Sirve y Lo Que No.
Libera Todo Tu Potencial: Atrévete a Soñar en Sólo 7 Minutos.

 

Pin It on Pinterest