¿Cuándo Comenzamos a Crear Nuestra Marca Personal? - Joel Pinto Romero¿Alguna vez te ha ocurrido que te encuentras en una reunión social y de repente aparece una persona que dice “Oye, yo a ti te conozco. Tu eres (tu nombre). ¿Me recuerdas? Íbamos al mismo colegio (o trabajamos juntos en aquella empresa)?”

Mi mujer dice que yo me encuentro con alguien conocido en todo sitio donde voy y yo siempre he tenido que darle la razón.

Una de esas tantas veces, me encontré con una chica con la que tuve un intercambio muy entretenido, y esclarecedor. Luego te explicaré porqué fue esclarecedor.

Resultó que habíamos sido vecinos en Venezuela, en mis años de adolescente, y ella estudiaba en un liceo que quedaba a dos cuadras de mi casa y el cual nosotros (yo y mi grupazo de amiguetes adolescentes) acostumbrábamos a visitar cada Carnaval para bañar de agua, harina y todo lo que se nos ocurriera a las chicas que allí estudiaban, justo a la hora de la salida.

Cuando ella me dijo que había estudiado en ese liceo, justo por aquellos años, mi cara se puso pálida, sentí un no-sé-qué que me recorrió todo el cuerpo, y sólo pude acertar a decirle: “Realmente espero que no hayas sido una de las víctimas de nuestras visitas carnavalescas”

 

Nuestra marca personal siempre ha estado con nosotros.

 

Cada cosa que hemos hecho, cada cosa que hemos dejado de hacer, nuestras buenas decisiones, las no tan buenas, nuestros buenos actos y aquellos que nos hacen bajar la cabeza avergonzados, todos ellos forman parte de nuestra marca personal.

Tu marca no se puede crear, porque ya está creada desde hace mucho tiempo

No es algo que podamos crear como si fuera nuevo de paquete, porque ha estado siempre allí. Por eso te decía que aquel encuentro resultó esclarecedor: Tu marca no se puede crear, porque ya está creada desde hace mucho tiempo, tanto tu marca personal como tu marca profesional, aunque ahora en nuestros días, suele llamarse “marca personal” a tu marca profesional, pero para los efectos viene siendo lo mismo.

Piensa que tu marca personal (y profesional) es la huella que ha quedado grabada en las personas con las que te has relacionado a lo largo de todos los años de tu vida, tanto de manera personal, como sentimental y laboral. Y es una huella que has creado, aún sin darte cuenta, aún sin estar 100% consciente de ello.

 

¿Por qué es importante reconocer que nuestra marca siempre ha estado allí?

 

Porque de alguna manera, tanto profesional como personalmente, debemos hacernos responsables de nuestros actos y todas sus consecuencias. Tanto de nuestros actos en el pasado, como de las cosas que estamos haciendo hoy día y las que pretendemos hacer en el futuro.

Honestidad, humildad y transparencia, los valores fundamentales de una marca personal fuerte

Es por ello que siempre defenderé la honestidad, la humildad y la transparencia como los valores fundamentales para mantener una marca personal fuerte:

  • Honestidad……….pues me imagino que no requiere una explicación.
  • Humildad: para poder reconocer con sinceridad tus carencias y fortalezas.
  • Transparencia: para saber vivir y desarrollarte profesionalmente con todo ello.

Y para explicarme mejor, te pongo un ejemplo: Eres emprendedor y quieres desarrollar tu negocio. Resulta que consigues una empresa con la que te vendría de maravilla hacer negocios. Sería tu “cliente soñado”. (¿Quién no desea uno?)

Haciendo tu tarea, averiguas que la persona con la que debes conversar se llama Fulano de Tal. El nombre te resulta familiar, pero por más que tratas de establecer conexiones, no puedes.

Finalmente logras una cita con el Sr. Fulano de Tal. Cuando entras en su oficina, él se queda mirándote fijamente, y tras una pequeña pausa, te dice: “Tu cara me es conocida. Tu eres (pon aquí tu nombre). Estudiamos juntos en primaria. ¿Me recuerdas?”

Tu cara palidece, te retuerces incómodo en la silla y comienzas a sentir un no-sé-qué extraño. No das con su cara. No te suena familiar. Simplemente no lo recuerdas.

De aquí en adelante, puedes ponerle a la historia el final que tú quieras. Puede ser bueno o malo, es igual.

Lo importante es que veas cómo tu marca siempre ha estado contigo, aún en aquellos momentos en los que tú ni siquiera pensabas que algún día emprenderías un negocio propio, y mucho menos te imaginabas que tu mejor prospecto de negocios, iba a ser justamente un compañero de la escuela primaria.

Recuerda que tu marca personal es la huella que has dejado en todas aquellas personas con las que te has relacionado, de manera personal o profesional, en tu vida. Puede haber sido positiva, negativa o neutra, pero allí está, siempre presente.

 

Crédito fotografía: slasny / 123RF Stock Photo

 

Artículos relacionados con este post:
¿Qué Tiene Que Ver Una Barbie™ Con Tu Marca Personal?

 

Pin It on Pinterest